martes, septiembre 21

Decorando con Ganchillo

ganchillo decoración
No sé vosotros, pero para mi el ganchillo va asociado a una imagen de mi querida abuela sentada a media tarde en el jardín, bajo la sombra de los pinos, meciéndose mientras hacia ganchillo, normalmente jerseys y tapetes que no estaban precisamente a la última.
Sin embargo, de un tiempo a esta parte, forma parte del repertorio estilístico de muchos decoradores, y es que, nos guste o no, el ganchillo sigue estando de moda.
Lo que pasa es que del ganchillo que hacían nuestras madres y abuelas al que hoy encontramos en las tiendas hay un trecho, así que voy a tratar de daros algunos consejos para usar ganchillo en decoración con resultados sorprendentes.

Elige bien los colores

Ganchillo colores
Para desprender la pátina de antiguo que envuelve al ganchillo, es importante elegir bien los colores que vayamos a usar. Así que lo mejor es olvidarse del blanco, el negro y los colores primarios (azul, rojo, amarillo) y algún que otro secundario (como el verde).
En vez de esos tonos tan clásicos, podemos optar por tonos más matizados como un verde pistacho, un amarillo mostaza, un turquesa (azul o verde), un azul marengo o diferentes tonos de grises que le darán un aire mucho más moderno y actual.

Busca lugares originales donde usarlo

Ganchillo usos
Otra de las cosas que podemos hacer para darle un toque diferente al ganchillo es buscar lugares originales donde usarlo. Aléjate de los tradicionales tapetes, los faldones de las mesitas y las mantitas, lo que se lleva ahora es cubrir con ganchillo lo más inesperado.
Tal vez unos cojines no sea lo más atrevido, pero si por ejemplo decoramos con ganchillo los lapiceros, confeccionamos una alfombra con ganchillo o simplemente decidimos enmarcar nuestras obras, seguro que conseguimos darle un toque diferente y original a la decoración.

Vuélvete vintage

Ganchillo vintage
Si toda esta modernidad alrededor del ganchillo te resulta banal y frívola, tal vez lo tuyo no sea lo nuevo, sino lo viejo. Vuélvete vintage y atrévete mezclando elementos decorativos actuales con piezas de ganchillo con bordados antiguos, probablemente logres combinaciones cuanto menos sorprendentes que no dejarán indiferente a nadie.
Espero que estos pequeños consejos para usar ganchillo en decoración os resulten útiles para mantener a la moda esta técnica tan arraigada en nuestro país, que tan entretenidas han tenido a nuestras abuelas y que por nada en el mundo querríamos que desapareciera.
Si se os ocurre algún otro consejo o tenéis ideas originales para usar el ganchillo, no dejéis de compartirlas con nosotros en los comentarios, seguro que entre nuestros lectores hay algún virtuoso de las agujas que hace verdaderas maravillas.

No hay comentarios: